jueves, 12 de abril de 2012


Canto mi pena



Cantar mi pena
con creído tango
me consuela tanto
como de un amigo el abrazo.

No vendrá
palabra alguna
que no esté unida
a mi dolor.
Juntá los labios
y cantá
rubia Malena.
Subite despacito
a mi pierna
quebrada.

Dale repique y danza
cuatro compases reos
y un remate que se desgrane
sobre el Río de la Plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada