jueves, 12 de abril de 2012


De Gardel y de penas



De Gardel y de penas
todo vibrar me apura
me caí sin consuelo
en el patio de tu vereda.

De Gardel y de pena
el corazón se puso negro.
Lloré todo y tanto
como soñé con el placer
de tus bares y tu canto!

Llévame Gardel
hasta la puerta
y déjame en el bolsillo
otro boleto
de ida y vuelta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada