jueves, 12 de abril de 2012


Invocación

De cara al cielo
Buenos Aires
tangos quiero darte
con ritmo quebrado
y un piano
que desafine cruel.

Violín sin cuerdas
¡me duele tanto!

De cara al suelo
Buenos Aires
te miraba
  qué trampa ¡Dios!
mi propio pie tendío
si por vos ciudad
todo mi corazón ardía.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada